Tarjetas de visita

Si has llegado hasta aquí es porque estás buscando hacer tarjetas de visita online. Puede que nunca hayas hecho un pedido a una imprenta online, o que ya hayas probado con alguna, pero no hayas quedado del todo satisfecho.

¿Cuál es tu caso? 

A veces nos precipitamos al tomar la decisión de publicitarnos, nos dejamos llevar por el deseo de difundir nuestros negocios y mostrar nuestras tarjetas de visita con orgullo ante el resto ya seamos un abogado, ingeniero, agencia digital o un especialista en posicionamiento seo. ¿Has visto mi tarjeta? ¡Cómo brilla! ¡Qué bonita es madre!. Y nos olvidamos definitivamente del objetivo de este soporte.

No deja de ser, una presentación de nosotros mismos, y desde luego esto… ¡no es moco de pavo! (y perdóname por la expresión, es que no conozco una que se adapte tan bien a lo que quiero mostrarte…).

Hay muchos conceptos que confundimos a la hora de hacer nuestras tarjetas de visita, y por eso he querido escribir este artículo, para que de una vez por todas, no nos dejemos llevar por nuestros gustos propios y hagamos de una vez, lo que tenemos que hacer.

3 cosas que pensar antes de hacer tarjetas de visita online.

1. El diseño de tus tarjetas de visita. Muy importante, ¿quién se encargará de diseñarlas?¿serás tu?¿algún conocido quizás?. El caso, es que antes de plantearte su impresión, deberás de pensar en su creación. Cada imprenta (tradicional y online, aquí no hay diferencias) requiere de una serie de parámetros y características concretas de maquetación. Para que me entiendas, la maquetación engloba tamaños, modos de color, márgenes, sangres, resolución y un sin fin mas de peculiaridades que hay que cumplir si queremos que nuestra impresión salga en condiciones. Por esta razón, hay que tener una comunicación clara y directa con nuestro impresor y conocer la forma de trabajo de cada uno de ellos.

2. ¿Necesidad o antojo?. Conozco a muchas personas que según emprenden un negocio, corren a imprimir las tarjetas de visita mucho antes incluso, de haber previsto la inversión inicial de su proyecto o haber comenzado a desarrollarlo. Al tiempo, encuentran estas tarjetas en el fondo de algún lugar abandonado. ¿Mi consejo? Que pienses realmente qué cantidad necesitas (para que ni te sobre, ni te falte) y qué es exactamente lo que necesitas… porque, hoy en día hay infinidad de posibilidades en la impresión y puedes hacer verdaderas obras de arte en tus tarjetas de visita, pero a veces, puede ser arriesgado lanzarse a por lo mejor, lo mas innovador y la mayor cantidad.

3. Piensa en tu público. Porque mas que gustarte a ti, debes pensar en que les gusten a ellos, a quienes van a recibirlas. ¡Si no ¿para qué?!. Enfocarte en el perfil de tus clientes, en su edad, en sus gustos y sobre todo en su forma de pensar. ¿Qué es lo que ellos buscan? Es evidente que, si vendes imagen, necesitarás mostrar un inmejorable aspecto, pero si por el contrario, tienes no se… ¡una ferretería!, lo mas seguro es que para tus clientes sea mas importante la funcionalidad que la estética.

Las tarjetas de visita han cambiado

¿O debería decir… las personas hemos cambiado? Si echamos la vista atrás, podemos recordar cómo eran las tarjetas de visita que recibíamos de las empresas. ¿Te acuerdas de las típicas tarjetas con tipografías como “Times New Roman”? Seguramente, las habrás coleccionado durante muchos años, y hoy en día, mas aún se convierten en auténticas reliquias, aunque por suerte ¡cada vez se ven menos!.

Ahora, el diseño es sumamente importante y todos los negocios se ponen a trabajar para sorprender y atraer a sus clientes. Hay tarjetas de visita muy innovadoras, que juegan con colores, texturas y formatos con tal de “camelarnos”. Si tienes claro el perfil de tus clientes, no dudes en aprovechar todos los recursos que estén en tus manos para acercarte a ellos.

Hay quien elije un troquel especial para sus tarjetas de visitas (como la foto de la izquierda), otros juegan con los materiales, como por ejemplo, la impresión en  PVC transparente y los mas atrevidos se decantan por elegir el poder de las redes sociales.

¿Por qué elegir las tarjetas de redes sociales?

Pues lo primero y más evidente, porque es allí donde podemos encontrar y conectar más fácilmente con nuestro público. Posiblemente ya sabrás el valor que han cobrado las redes sociales en los negocios, y es que es difícil que hoy por hoy no te hayan dicho eso de “dale al me gusta en nuestro facebook y conseguirás descuentos exclusivos”.

¿Te suena? Entonces, ¡estás en la onda!¡Ya sabes cómo va esto! Seguro que tú también tienes un perfil social en cualquiera de estas plataformas, y lo que no se, es si de verdad estás trabajando en ellas, o simplemente, las tienes por tener como quien dice.

Si las usas para ampliar tu red de contactos profesionales, entonces, claro que te vendrían fenomenal unas tarjetas de redes  sociales. ¿Te animas a probarlas?